Martes 21 de Mayo de 2019   |   Un día como hoy...

Partido de Lincoln | Buenos Aires

  Home

Contacto



Portada | Información general | Policiales | Opinión | Cultura y Educación | Deportes | Provincia | Nación | Sociedad

13-05-2019 - REGIONAL AMATEUR 2019
El Linqueño cambió la historia


Foto: Diario La Posta.

En un partido emocionante, el Albiazul venció a Rivadavia en los 90 minutos, igualó la serie y, en los penales, se impuso por 4 a 2 y desató el festejo alocado de la enorme cantidad de público que colmó el “Leonardo Costa”. Ahora lo espera Independiente de Chivilcoy.

El 12/5 se convirtió en una fecha gloriosa para El Linqueño. En el partido más importante de la historia después de aquel clásico de 1986 en cancha de Sarmiento, el Albiazul logró vencer a Rivadavia como local tras haber perdido en la ida y al haber terminado los dos partidos con el marcador 1 a 0 para cada equipo, la lotería de los penales le terminó dando la clasificación y la alegría más grande al equipo de Julio Ramírez.
Desde muy temprano ya se veía que el “Leonardo Costa” iba a ser una fiesta. Faltaban 45 minutos para el inicio del partido y la cancha ya estaba llena. Tirante azules y blancos en las tribunas, todas las banderas los papelitos, el humo, las gargantas, todo estaba listo para una tarde inolvidable.
Cuando los equipos saltaron a la cancha, las tribunas hervían. Entre nerviosismo y alegría, la hinchada de El Linqueño era un espectáculo aparte, era una verdadera fiesta.
Para este partido Julio Ramírez planteó un esquema más ofensivo al que venía utilizando, con la entrada de un Nueve, como Gianfranco Ottaviani, por un volante de recuperación, y la vuelta de Abel Ponzi luego de la suspensión. Schiavi, por su parte, no tocó nada. Utilizó a los mismos 18 futbolistas, con los mismos números que en el partido de ida. De hecho, los suplentes que ingresaron en el segundo tiempo también fueron los mismos.
En el arranque El Linqueño salió a llevarse por delante a su rival y tuvo la primera aproximación. Pero a partir de allí, Rivadavia comenzó a controlar mejor el juego y a dominar en la tenencia. El local no lograba acomodarse al esquema, se repetía en pelotazos, mostraba mucha intensidad, pero al mismo tiempo, la ansiedad no le permitía serenarse y Ezequiel Petrovelli no lograba hacerse la manija del equipo.
Así, la primera clara fue para la visita, luego de un tiro libre que Alejandro López ejecutó a modo de centro bajo a la medialuna, Gonzalo García la bajó al medio para la entrada de Emanuel Assandri, pero el defensa albirrojo elevó su definición cuando estaba cara a cara con un desprotegido Vallejos.
Un puñado de minutos más tarde, García (de lo mejor en Rivadavia) hizo un slalom tremendo, dejó dos rivales en el camino, se metió al área y definió al segundo palo, pero la pelota se estrlló donde se unen el poste y el travesaño y El Linqueño se salvó por segunda vez.
Cerca de los 20 minutos, el local se comenzó a acomodar y a apretr más sobre campo rival. Así contó con un córner que la defensa local no logró despejar, Matías Cassópero cabeceó, hubo un revote en el travesaño y Petrovelli apareció para definir, casi abajo del arco, pero la pelota se fue por arriba en una salvada increíble.
Antes de los 30 minutos Ottaviani abrió para Palmerola en una de las pocas incursiones del hábil delantero por el sector izquierdo, el “Mago” tiró un centro rasante, la pelota dio un defensor, se elevó, cruzó toda el área chica y por atrás apareció solo Jonathan Simón para meter el frentazo, pero la pelota se fue apenas afuera en otra salvada inexplicable. El plus de suerte que siempre suele tener Rivadavia le estaba dando resultado y el partido seguía 0 a 0.
Tuvo otra El Linqueño por los 32 minutos, cuando Petrovelli no logró definir un nuevo centro que llegó desde la izquierda.
El dueño de casa era mucho más que su rival, llegaba con claridad, creaba las situaciones, pero no lograba concretar. Hasta que a los 38 minutos, Maximiliano Acosta tomó la pelota en mitad de cancha, abrió a la derecha la pelota le cayó a Palmerola que maniobró bien, mandó un centro desde la altura de tres cuartos al corazón del área y Acosta, que había picado en una gran corajeada, se elevó perfecto le cambió la dirección al envío y la mandó al fondo del arco para desatar el delirio en el “Leonardo Costa”. Golazo de El Linqueño que llegaba al empate en su mejor momento e igualaba la serie en el global.
Antes del cierre de la inicial tuvo otra el elenco de Julio Ramírez con misma fórmula del gol: Centro de Palmerola, cabezazo de Acosta con destino de red, pero apareció una mano salvadora de Vijande para ahogar un nuevo grito linqueñista.
En el complemento El Linqueño siguió presionando y generando para terminar de dar vuelta la serie. Rivadavia perdió a Esteban Castaño, jugador que le equilibraba todo el medio campo, por una lesión. Entonces Fabio Schiavi debió rearmar el medio campo. Lo puso a Ayrton Starna por derecha, cerró a Alejandro López para conformar un doble cinco con Eric Véliz y mantuvo a García por derecha (después sería reemplazado por Gñasso).
Antes de los 15 minutos, Petrovelli puso un centro preciso para Ottaviani que le ganó en el forcejeo a Cristian Lúquez, pero su cabezazo dio en el palo, en una nueva jugada clara para El Linqueño.
En Rivadavia Emmanuel Barboza dejó la cancha para el ingreso de Guillermo Suárez que le dio un poco de frescura al apagado ataque albirrojo y con su velocidad logró algunos buenos desbordes.
Ramírez respondió mandando para la cancha a Nicolás Verón por Simón, ubicando al roberense por izquierda y rotando al polifuncional Ponzi (después sería reemplazado por Pavón Zárate) hacia la derecha.
Por los 35 minutos, El Linqueño tuvo otra buena chance cuando Palmerola cedió para Petrovelli afuera de la medialuna y el potente remate bajo iba derecho al arco, pero Vijande se tiró de forma magnífica y evito lo que podría haber significado el fin de la historia.
De cara al final ya no hubo situaciones de riesgo en los arcos. El árbitro adicionó cuatro minutos, pero a la 48’ 30” pitó el final y la historia debía dirimirse en los penales. El Linqueño había sido mucho más, tuvo 6 o 7 situaciones de gol claras contra dos de Rivadavia y debía seguir sufriendo por los penales.
Así, fue Vallejos al arco que da espaldas al parque General San Martín para esperar el tiro de Guillermo Suárez, pero el delantero la tiró afuera. Fue Petrovelli para El Linqueño y su potente remate terminó en gol luego que Vijande adivinara la intención, pero no lograr contener el tiro. Después fue el turo de Starna, adentro; Palmerola, gol; Macías anotó para Rivadavia; Acosta definió muy bien para poner el 3 a 2 para El Linqueño. Fue el turno de Alejandro López, pero también falló y toda la responsabilidad quedó en los pies de Nicolás Verón. El roberense se paró frente a la pelota, tomó aire y le dio fuerte de zurda, arriba, al palo izquierdo de Vijande que nada pudo hacer y el “Leonardo Costa” explotó.
El festejo loco entre jugadores, cuerpo técnico e hinchas fue la postal más hermosa para el Albiazul, miles de almas en un solo abrazo, en un solo grito, luego de la victoria más significativa de los últimos 30 años. Porque dejó afuera a su clásico rival, y porque accedió a la final de la Región Bonaerense Pampeana Norte del Regional Federal Amateur y dio un paso más en este sueño pintado de Azul y Blanco al que Ramírez y sus muchachos le dan vida.
Ahora se vendrá otra parada difícil como es Independiente de Chivilcoy, un equipo que hace valer sus influencias y su poderío económico. El Linqueño deberá mantener la humildad, el compromiso y la actitud para tratar de seguir adelante en esta campaña histórica.

SÍNTESIS
El Linqueño 1 (4): César Vallejos, Maximiliano Acosta, Matías Gómez, Matías Badano, Matías Casoppero, Jesús Ávalos, Hugo Palmerola, Jonathan Simón, Gianfranco Ottaviani, Ezequiel Petrovelli y Abel Ponzi. DT: Julio Ramírez. Suplentes: Emmanuel Corchete, Renzo Roda, Emiliano Ubilla, Nicolás Verón, Mauricio Pavón, Enzo Cuadrado y Osvaldo Brito.
Rivadavia 0 (2): Fernando Vijande, Pablo Moreyra, Lucas Macías, Emanuel Assandri, Esteban Castaño, Cristian Lúquez, Eric Véliz, Gonzalo García, Emiliano Perujo, Alejandro López y Emmanuel Barboza. DT: Fabio Schiavi.
Suplentes: Bruno Bellón, Martín Ochoa, Gabriel Medina, Servando Gñasso, Ayrton Starna, Guillermo Suárez y Tomás Uvilla.
Gol: M. Acosta (EL).
Penales: Por El Linqueño convirtieron Petrovelli, Palmerola, Acosta y Verón; por Rivadavia: convirtieron Macías y Starna fallaron Suárez y López.
Árbitro: Carlos Gariano (San Lorenzo).
Asistentes: Lucas Cavallero y Juan Alarcón (ambos de Villa Constitución).
Estadio: “Leonardo Costa” de El Linqueño







Editor propietario Diego A. Falcinelli / B° Obrero C. 46 - (6070) Lincoln - Bs. As.
Tel. 02355-15456819 / 15472401 / lamarcadelincoln@yahoo.com.ar
Edición N° 3343 - Registro de Propiedad Intelectual: 5314523 - N° de Registro DNDA: en trámite