Jueves 20 de Julio de 2017   |   Un día como hoy...

Partido de Lincoln | Buenos Aires

  Home

Contacto



Portada | Información general | Policiales | Opinión | Cultura y Educación | Deportes | Provincia | Nación | Sociedad

03-09-2013 - CORREO DE LECTORES
El 2 de septiembre de 1994: el día que todo Lincoln estuvo de duelo

El día amaneció cantando a la primavera y, aunque faltaban unos días para que llegara, el sol pareció decirle al invierno que estaba cansado de tanto frío.

A las 6.30 de la mañana, a dos kilómetros de la ciudad, el aullido de un par de sirenas inquietas y ondulantes se escuchó llegar desde la ruta. Iban a toda velocidad, esquivando el viento, y su hermano despertó sobresaltado. Fue extraño: su primer pensamiento de la mañana fue para ese hombre con quien compartía la oficina familiar todos los días. Lo cierto es que esta mañana se iba para Buenos Aires con toda la familia y una amiga de las niñas. ¿Por qué me despertaron estas sirenas de ambulancias y bomberos? ¿Por qué pensé en vos, en Pipina, en las 3 niñas, en esa pasajera que no conozco pero sé que también los acompaña?

Un camionero de La Serínisma estaba a dos kilómetros del pueblo y esperando llegar a la próxima estación de servicio para cargar combustible, cuando en plena ruta vio que en la mano contraria, un camioncito cargado de hierros paró sobre la senda. Lo pasó, sin mucha preocupación. Sin embargo, inmediatamente vio que de frente se le venía un auto azul-celeste a casi 100 kilómetros por hora. Pestañó fuerte y miró el espejo retrovisor. El auto se incrustó en la parte trasera del camión y una explosión de agua y ruido, como si fuese una tormenta, se esparció como una nube. El camionero siguió su camino. Al llegar a la estación de servicio se bajó, con rodillas entumecidas por el viaje y por el horror, y pidió al pistero un teléfono. Las sirenas comenzaron a sonar.

Eran las 6.30 de mañana del 2 de septiembre de 1994. El comerciante linqueño Rafael Biffi, su esposa, una de sus hijas y una amiga de estas, fallecieron en espectacular accidente en la Ruta 188 a dos kilómetros de la ciudad de Lincoln, cuando se dirigían a Buenos Aires. La hija mayor del matrimonio, permanecía internada en una clínica de la ciudad, sin pérdida de conocimiento y milagrosamente ilesa. La otra hija fallecía al día siguiente mientras los restos de sus padres eran sepultados.

Esa tarde, todos los comerciantes de Lincoln cerraron sus puertas en señal de duelo.

Fue la primera vez que esto sucedía en el ambiente comercial de una ciudad tan entrañable como discreta. Nunca más volvió a suceder.

Anailen Nassif Gopar
(Soy periodista, trabajé en sucursal Junin de Rafael Biffi S.A. desde 1992 hasta su cierre en diciembre de 1994. Ahora vivo en Uruguay. Lo recordé así, hoy a 19 años.)







Editor propietario Diego A. Falcinelli / B° Obrero C. 46 - (6070) Lincoln - Bs. As. / Tel. 02355-15456819 / 15472401
Edición N° 2673 - Registro de Propiedad Intelectual: 5314523 - lamarcadelincoln@yahoo.com.ar