Jueves 27 de Abril de 2017   |   Un día como hoy...

Partido de Lincoln | Buenos Aires

  Home

Contacto



Portada | Información general | Policiales | Opinión | Cultura y Educación | Deportes | Provincia | Nación | Sociedad

20-10-2014 - HOMENAJE
¡Mamá, feliz vida!



Por Miguel Alegre.

Me estoy quedando sin amigas, ayer falleció Ñata, la vecina de la esquina, jugábamos a las cartas y tomábamos el té en casa casi todos los días. El marido era un viejo machista, como la mayoría de los hombres, quería la comida a horario sino se enojaba y empezaba a los gritos. ¡Pobre Ñata que era una persona tan buena! Me contó Ñata que hasta para hacer el amor tenía horario. Al final era un aburrido. En este sentido creo que yo la pasé mejor porque mi marido no tenía horario para nada, el día que fue a pedir mí mano a casa, mi madre me dijo: Éste es candidato para aprender paciencia y tenía razón, cuando nació nuestro primer hijo Juanjo,se puso a charlar en la puerta de la clínica con un amigo y llegó con el ajuar del bebé una hora tarde, todos creíamos que le había pasado algo en la chacra, además en ese tiempo no había teléfonos ni celulares para comunicarse como hay ahora. Mis nietos se lo pasan todo el día, tiki, tiki, tiki, un poco está bien pero te hablan y ni te miran a la cara, están mirando la pantalla. A mí ya no me da la vista ni los dedos para tanta tecnología. La culpa la tienen los padres porque le compran, le compran y le compran y después no hay dinero ni sueldo que alcance y no les podés decir nada porque enseguida se enojan “vos abuela no te metas” “abuela dejate de joder” “abuela vos callate” y otras cosas que dicen que no les entiendo “abuela sos un bajón” “abuela te lo pasas bardeando”. Tiene razón el padre Jorge cuando nos habla en misa, siempre nos dice “compro luego existo”, lo único que sé que viven muy apurados en su mundito propio y deshumanizado. Bueno, bueno, la mayoría de las personas dice que son felices así, sentados casi todo el día frente a la computadora y que no los entiendo porque soy una vieja antigua. Trágicamente estamos perdiendo el diálogo con los demás y el mundo que nos rodea, siendo que es allí donde se dan el encuentro, la posibilidad del amor, los gestos supremos de la vida .La felicidad parece un ideal inalcanzable, entre lo que deseamos vivir y el intrascendente ajetreo en que sucede la mayor parte de la vida. Vamos y venimos entre la gracia y el pecado. A mis nietos cuando eran niños les contaba acerca de la vida: Una gran pelea está ocurriendo en mi interior y es entre dos lobos. Uno de los lobos representa la maldad, el temor, la ira, la envidia, el dolor, el rencor, la culpa, el resentimiento, la mentira, la competencia y la egolatría. El otro representa la bondad, la alegría, la paz, la esperanza, la fe, la amistad, la empatía, y el amor. ¿Cuál de los lobos ganará? Aquél que yo alimente.
Está sonando el teléfono, ring, ring, ring, ya voy, ya atiendo, tengo las rodillas que no me dan más.
-Hola, Hola, mamá ¿Cómo andás? ¿Me escuchás?
-¿Quién habla? ¿Miguel?
-Sí, sí, mamá ¿Cómo estás? ¡Mamá, feliz vida! Gracias por tu AMOR
-Gracias nene, nene estaba pensando en vos. ¿Cuándo vas a venir?
-El próximo finde estoy por allá, decile a papá que le voy a cantar su tango preferido.
-Recordá que siempre te estamos esperando, nene tengo que contarte algo.

(Intenté que hable mi mamá con su sabiduría y no escribirle para el día de la madre palabras lindas y solemnes, sería un absurdo de mi parte)
Miguel Alegre –Lincoln-Bs.As







Editor propietario Diego A. Falcinelli / B° Obrero C. 46 - (6070) Lincoln - Bs. As. / Tel. 02355-15456819 / 15472401
Edición N° 2589 - Registro de Propiedad Intelectual: 5314523 - lamarcadelincoln@yahoo.com.ar